Centro de Pilates en Madrid: Origenes del pilates

¿De qué se trata todo esto? Después de décadas como el entrenamiento de la élite, El Pilates ha entrado en la corriente principal de fitness hace más de una década y se ha ido haciendo cada vez más fuerte desde entonces. ¿Cuál es la fascinante historia que hay detrás de cómo comenzó el Pilates? Hagamos una breve mirada a la historia.

Joseph Hubertus Pilates nació en Monchengladbach, Alemania en 1883. De niño, Joe tenía asma y otras dolencias. Se inclinó hacia la práctica del ejercicio y el atletismo para combatir estas dolencias y siempre estaba estudiando varios tipos de ejercicios para ampliar su base de conocimientos. Se enamoró del ideal clásico griego, de un hombre equilibrado en cuerpo, mente y espíritu, y empezó a desarrollar su propio sistema de ejercicios basado en este concepto.

Ya en la edad adulta, Joe ya no era el niño enfermizo que había sido una vez que se convirtió en un ávido esquiador, buceador, gimnasta y boxeador.

En 1912 Joe fue a Inglaterra, donde trabajó como instructor de autodefensa para detectives en Scotland Yard. Al estallar la Primera Guerra Mundial, Joe fue recluido como «extranjero enemigo» con otros ciudadanos alemanes. Durante este tiempo, Joe refinó sus ideas y entrenó a otros internados en su sistema de ejercicio. Instaló muelles en las camas de los hospitales, permitiendo a los pacientes postrados ejercitarse contra la resistencia, una innovación que llevó a diseños de equipos posteriores. Una epidemia golpeó a Inglaterra en 1918, matando a miles de personas, pero ninguno de los alumnos de Joe murió. Esto, afirmó y atestiguó la eficacia de su sistema.

Después de su liberación, Joe regresó a Alemania. Su método ganó el favor en la comunidad de la danza, sobre todo a través de Rudolf von Laban, que creó la forma de la notación de la danza más ampliamente utilizada hoy. Hanya Holm adoptó muchos de los ejercicios de Joe para su currículum de danza moderna, y todavía forman parte de la «Técnica Holm». Cuando los funcionarios alemanes le pidieron a Joe que enseñara su sistema de ejercicios al ejército, decidió dejar Alemania para siempre.

El pilates llega a los Estados Unidos

En 1926, Joe emigró a los Estados Unidos. Durante el viaje conoció a Clara Zeuner, con quien más tarde se casó (mucha gente no sabe que Clara era la tercera esposa de Joe). Joe y Clara abrieron un estudio de fitness en Nueva York, compartiendo dirección con el New York City Ballet.

A principios de los años sesenta, Joe y Clara podían contar entre sus clientes a muchos bailarines de Nueva York. George Balanchine estudió «en Joe’s», como él lo llamó, y también invitó a su centro de Pilates a instruir a jóvenes bailarinas del New York City Ballet.

El Pilates se estaba volviendo popular fuera de Nueva York también. Como señaló el New York Herald Tribune en 1964: «en las clases de danza alrededor de los Estados Unidos, cientos de jóvenes estudiantes se preparan diariamente con un ejercicio que conocen como Pilates”.

Sus estudiantes comienzan a enseñar

Dos de sus estudiantes, Carola Trier y Bob Seed, abrieron sus propios estudios. Trier, una bailarina, encontró su camino en los Estados Unidos convirtiéndose en un contorsionista después de huir de un campo de concentración nazi en Francia. Ella encontró a Joe Pilates en 1940, cuando calló en una lesión. Joe Pilates asistió a Trier en la apertura de su propio estudio a finales de los años cincuenta. Joe y Clara siguieron siendo amigos íntimos de Trier hasta su muerte.

Bob Seed fue otra historia. Un ex jugador de hockey que se volvió entusiasta de Pilates, Seed abrió un estudio en la misma ciudad que Joe y trató de quitarle algunos de los clientes a Joe. Según John Steel, gerente de negocios de Joe y Clara, un día Joe visitó a Seed con una pistola y advirtió a Seed que saliera de la ciudad. Seed se fue.

Joe continuó entrenando a clientes en su estudio hasta su muerte en 1967, a la edad de 87 años. Cuando falleció, él no dejó ninguna voluntad y no había designado ninguna línea de sucesión para el trabajo de continua con su trabajo. Sin embargo, su trabajo se mantendría y prosperaría en gran parte debido a sus protegidos, llamados los «the elders».

Actualmente es fácil el acercamiento a este método de entrenamiento en todo el mundo. Si usted vive en Madrid, le recomendamos que acuda a su centro de Pilates en Madrid y comience a practicar este tipo de entrenamientos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s